Eduardo Flores Linares

¿Son razonables las creencias religiosas?

En la actualidad, hay una gran cantidad de religiones y creencias ligadas a estas que atraen a las personas más incautas. Pero y sin embargo, no todas las creencias tienen que ser creídas sin ver que existan las suficientes evidencias para darla por correcta. De esta manera, todo tema religioso necesitaría de un sustento lógico que demuestre que lo que se afirma es real y no puede ser variado de alguna otra forma que pueda afectar lo que se da a conocer y se quiere transmitir, sin embargo, la religión se basa en la fe como un pilar fundamental de la misma.

La fe es una parte del conocimiento que interfiere activamente dentro de esta temática, hay personas que creen fielmente en la existencia de divinidades que no responden a un sustento lógico y menos histórico. Del punto de vista, podemos afirmar que existen diferentes e casi interminables creencias que rondan por distintas sociedades que nos intenta comunicar y que detallan la vida y existencia de una divinidad que se usualmente se le llama “Todopoderoso” y que posee las cualidades de un Salvador e Hijo de Dios que viene a salvar a la humanidad del pecado. Sin embargo, y en las últimas épocas, vemos el surgimiento de cientos de grupos de apoyo religioso, sectas y “religiones” que no hacen más que manchar las creencias religiosas, como la católica, que sí posee un sustento histórico y moral. Dando un ejemplo, en las sectas se les invita a los fieles a impartir y compartir sus creencias atrayendo a más fieles logrando que todas las creencias se contradigan finalmente y ninguna logre ser verdadera. Obviamente, estas personas no están esperando ninguna evidencia de lo que su “creencia” les dice, simplemente se están dejando llevar por lo que la “religión” les ha vendido como futura salvación y perdón a sus pecados en momentos de desesperación y cumplen el papel de predicar sin notar o percibir el daño que hacen. No hay que ser muy perspicaces para saber que detrás de estas sectas hay toda organización destinada a recaudar fondos que finalmente terminan siendo repartidos como una ganancia más, sin importar los fieles y su fe de voluntad.

¿Acaso las unidades de inteligencia policiales se dejan llevar por lo que un presunto asesino les empieza a relatar como evidencia fundamental en un asesinato? No, siempre hay una investigación ardua de por medio que les permite actuar con la requerida justicia que se necesita para los más terribles casos de asesinatos, los infaltables casos de hurtos, y los desagravios a la autoridad. La investigación termina con el hallazgo de evidencia clara que logra la aseveración de una teoría inefablemente. Todo esto depende de muchos factores que se basan en muestras que son buscadas con el más extremo rigor por unidades de inteligencia policiaca que, finalmente, intentan unir cabos disponiendo de todo y no sólo creer en el simple testimonio de alguien, sino que tomarlo en cuenta para formar la hipótesis final que probablemente será la más correcta a la que se pueda llegar en las etapas iniciales del caso. Como se ve, las autoridades no se dejan llevar por afirmaciones sueltas y que hasta pueden desviar un caso por otras vías incorrectas. Por esto no se puede ni se debe creer sin tener alguna evidencia que justifique la creencia, por más mínima que sea, del caso que nos pueda garantizar al menos un ápice de certeza dentro del tema y la afirmación que intentamos tomar como razonable.

Finalmente, tenemos que la razón es un elemento muy importante para toda afirmación. Sin tener evidencias claras no se podría tener un buen rango en cuanto a la razón presente de un tema y, por lo tanto, una creencia sin fundamento con las características podría ser anulada con toda razón. Por todo lo explicado en el texto, no queda más que afirmar, que es necesario tener evidencias sobre lo que se trata de aceptar como verdadero ya que es la única forma posible de tener la certeza sobre la veracidad y la razón de algo, no importaría de donde vengan los conocimientos ligados a la temática, pruebas son necesarias para dar como verdadera a una creencia en específico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *