Eduardo Flores Linares

Mi experiencia de voluntariado en el colegio

La experiencia en las jornadas de voluntariado en mi colegio fueron experiencias únicas, a continuación, les dejo las bitácoras que alguna vez escribí mientras las realizaba:

Bitácora #01 – Jornada Ciudad de Dios.
ciudaddediosefl.blogspot.pe 
No había pasado ni la primera semana de clases y ya tenía una actividad por cumplir. Nos dieron varias indicaciones para ser parte de una “Jornada” que iba a darse lugar el sábado. Y el día tuvo que llegar, era 7 de marzo y ya veía lo que se veía venir… Actividades, dinámicas, mucho sol, trabajo en equipo, etc… Usualmente todo lo que no me gusta, pero hubo algo, quizá en el ambiente, que hizo que mi opinión variase de una manera increíble, de tal forma, que realmente disfruté de ese momento.Sin importar quién ganase la competencia, todos hacían esfuerzos sobrehumanos por ganar pero siempre apoyándose mutuamente, como antes nunca había visto. No me imaginaba ver a comunidades luchando hombro a hombro, juntos por un objetivo. Sin embargo, el verdadero objetivo de esa reunión estaba muchísimo más lejos de lo que nuestros ojos podían observar, y ciertamente era cierto. Me percaté rápidamente que si estábamos ahí, íbamos a sudar la gota gorda de todas formas. La actividad física más el calor que hay por estos días es insospechablemente horrible y yo que realmente los ejercicios y el calor me abruman rápidamente, ya estaba empezando a preocuparme y a darme cuenta que todavía me esperaba mucho por hacer ese día. Pero muy lejos de mis sensaciones, disfruté de cada actividad (a pesar que en algunos momento no sabía qué hacer ni a dónde mirar) ya que nos uníamos como comunidad y ver eso es realmente reconfortante. Al hacer esta bitácora, me pongo a ver un poco la experiencia de otra alumna con respecto a la Jornada del año pasado (2014) y observo que en comparación a la anterior (la cual básicamente sólo fueron charlas, según tengo entendido) hay una gran diferencia de todas formas. Al final de la Jornada, me quedé con un mensaje claro acerca de lo que el Proyecto de Ciudad de Dios representa y tiene que representar para todos nosotros, y no es más que el trabajo en colaboración con otras personas con el fin de conseguir un mismo objetivo y llegar a la meta. Cada dinámica, cada trabajo, cada palabra que nos decían en aquella Jornada nos hacía emprender nuevos desafíos y descubrir y desarrollar nuevas habilidades que poníamos en práctica, sin nosotros mismos pensarlo ya estábamos sacando a relucir los líderes que llevamos siempre adentro y que a veces no nos provoca o nos da miedo sacar, adquiriendo una mayor conciencia de nuestras propias cualidades y áreas de crecimiento. Cada palabra, cada mensaje y el compromiso final, de formar parte de Ciudad de Dios, provocó trascendencia en nosotros y nos ayudará a
hacer trascendencia con nuestros actos, también.
Finalmente, es importante recalcar que ahora el futuro de este proyecto está en nuestras manos, en nuestro esfuerzo, en nuestra dedicación, en el trabajo en equipo, en que todos ayudemos y apoyemos a todos, somos una sola comunidad destinada a lograr el objetivo ayudar a los niños del Puericultorio Pérez Araníbar y debemos alcanzar esa meta y lograr lo ya propuesto. Tengo la esperanza puesta en que este año y el próximo lograremos hacer grandes cosas en el proyecto y en el Puericultorio y que yo y mis compañeros nos esforzaremos y luciendo aquel polo de voluntariado construiremos, ladrillo por ladrillo, la Ciudad de Dios. El jueves 7 de abril, visitamos la Asociación Casa Ronald McDonald de Perú ubicada en Jesús María tomando parte de nuestra clase de Ciudad de Dios para partir hacia el lugar escogido. Fuimos el primer salón en realizar una primera visita hacia la sede en la que haríamos el voluntariado. Vivimos una buena experiencia aprendiendo un poco más sobre las funciones que se realizan en la casa y la disposición de la misma en cuanto a su organización.Durante las clases que hemos tenido a lo largo del bimestre, ya nos empezábamos a trazar metas con respecto a la ayuda social que haríamos a lo largo del curso. Gracias a la ayuda del asesor y las ideas planteadas por todos los compañeros del salón llegamos diferentes ideas. Desde la posibilidad de ir a un refugio de animales hasta poder ir a un lugar de talleres dirigidos a trabajadoras del hogar. No obstante, llegamos al consenso de que debíamos hacer algo que involucrase personas de diferentes edades y contextos socioculturales. Es por ello, que nos animamos a seguir el plan de la Casa Ronald McDonald. Esta casa tiene diferentes programas de ayuda social hacia las personas con enfermedades que necesitan ser tratadas y es por ello que estas personas residen en la casa junto a sus familias en cuartos proporcionados por la asociación para su residencia. Cabe resaltar que esta casa recibe todo el material a manera de donación por lo la ayuda económica y voluntaria no está de más.Por estas razones, nos hemos propuesto la meta de ayudar a esta Casa, que se ocupa de casi 40 familias compuestas por padres e hijos o variados, haciendo u organizando las actividades propuestas para el año desde la dirección de la Casa. Dadas las posibilidades de cooperación voluntaria nos propusimos el desarrollo efectivo de diversas actividades, resaltando el TRABAJO EN EQUIPO y la INTERDISCIPLINARIEDAD en estas actividades profondos.
Desarrollamos dos actividades en busca de bienes económicos: la limpieza y lavado de carros en la eucaristía, y también, la venta de productos hechos. Entre estos, se llegó a la recaudación de casi 600 soles entre ambas actividades. Fueron actividades en donde se vio la fuerza de voluntad de nuestros compañeros para poder obtener la mayor cantidad posible de dinero y de esta forma, invertirlo, de manera responsable en las actividades dentro de la Casa. Estas actividades serían entre fiestas de cumpleaños y actividades diferidas entre talleres con niños y padres de familia. Lastimosamente, no se puede lograr que todos el salón participe al mismo tiempo por lo tanto, lo más probable es que el salón se separe en diversos grupos para lograr cumplir con la meta general de apoyar con las actividades dentro de la casa. El día Jueves 7 de abril, se coordinó finalmente la primera visita a la Casa Ronald McDonald, con la intención de que tengamos una visita explicativa sobre las funciones que realiza la casa en su rubro. Por otro lado, logramos hacer un pequeño recurrido por diferentes ambientes de la casa. Por las viviendas claramente especificadas por letras y por la zona especial para pacientes que necesitan mayor cantidad de atención, además, del comedor principal. Se notó el compromiso especial por parte de todos mis compañeros al reafirmar, de esta forma su participación dentro del proyecto de CdD que se nos ha sido confiados este año.En nuestro salón, muchos provienen de diferentes trabajos sociales correspondientes a sus respectivos salones, desde los que hacían labores en refugios de perros, los que trabajaban con niños especiales y, en mi caso, los que íbamos a hacer labor social en el puericultorio. Así es como todas las experiencias se juntan, dando por consecuente, un proyecto fuerte en convicciones que irá madurando con el tiempo gracias a las experiencias ya tenidas durante el año pasado en el mismo curso. En mi opinión personal, y cerrando esta bitácora, debo decir que, tal y como lo dije para mi anterior salón, noto a mis compañeros con las ganas y fuerza necesarias para lograr este proyecto y obtener los mejores resultados esperados desde un comienzo hasta donde nos lleve el mismo.
Bitácora #02 – Limpieza de las playas de Llanavila.
ciudaddediosefl.blogspot.pe 
Debo admitir que cuando llegamos al lugar, empecé a pensar que nuestra labor sería imposible. Había demasiada basura, el calor era extenuante, y el paisaje no era el mejor que alguno de nosotros podría haber imaginado. Sin siquiera haber empezado ya me estaba empezando a sentir anonadado por el labor que había que cumplir.Todo mi salón ya estaba listo con sus gorros, sus mascarillas (las cuales eran de suma importancia en una labor como esta), y el bloqueador en sus brazos y cara ya que el sol no perdona nada y estar tanto tiempo expuestos de tal forma no era de ninguna forma algo bueno para la salud de nuestra piel. Nos dieron bolsas, cada uno debía ayudarse mutuamente y trabajar en comunidad para lograr el objetivo que era dejar esa playa limpia. Había de todo, desde lapiceros rotos hasta botellas de vidrio, desde locetas destruidas hasta tremendos ladrillos pesados. Afortunadamente, logré ver en mí y en mis compañeros un animo de lucha constante con el cual sabía que lograr el objetivo sería fácil y así fue.Si bien es cierto que sudamos la gota gorda recogiendo cada cable, lapicero, latas, vidrio o ladrillo que encontramos en nuestro camino, nada nos quita la satisfacción de lograr el objetivo principal y ver esas playas limpias. Opino que lo que me daba fuerza para seguir era saber que todo ese pueblo y las niños que jugaban allí nos lo iban a agradecer, quizá no con palabras pero si nos tendrían en mente. Creo que es una de las mejores acciones que he podido realizar en mucho tiempo, además que sin importar lo que estuviese tocando o las bacterias y gérmenes que pudiese haber en ese ambiente, pasé un gran momento con mis amigos conociendo un poco más de ellos.Como dije en la bitácora anterior, el futuro de este proyecto ahora está en nuestras manos y nosotros como comunidad que recién empieza en Ciudad de Dios debemos dar todo de nosotros por aquellas personas que realmente lo necesitan. Esas playas no habían sido limpiadas por nadie, quizá en mucho tiempo, y nosotros logramos lo que en un principio veíamos imposible. Hay mucho esfuerzo y dedicación que aún dar para que este Proyecto de más frutos, todavía queda mucho por ver y por hacer. Confío que yo y mis compañeros lo lograremos.
Bitácora #03 del 2016 – Fiesta de cumpleaños en la Casa Ronald McDonald
ciudaddediosefl.blogspot.pe 
Luego de varias salidas en las que mis compañeros se encargaron de diferentes actividades dentro de la Casa Ronald McDonald, me tocó a mi y a otros compañeros más el deber de encargarnos de la organización y preparación de la fiesta de cumpleaños del mes de junio para todos los chicos que cumplieron años en este mes.<> Esas fueron las palabras que resonaron en mí, el jueves anterior a nuestra salida. Esas palabras me hicieron sentir lo que en realidad nos había pasado como comunidad, muy lejos del entusiasmo que podríamos sentir al respecto, nos encontrábamos ante la cruda realidad de lo que se nos había pasado. Claramente, para ir a una fiesta de cumpleaños y más aún, organizarla debíamos tener un capital necesario para adquirir todos los insumos necesarios. Sin embargo, esta vez no teníamos capital ni insumos necesarios. Ante situaciones extremas, medidas extremas. Cada quien, en el salón, tuvo que encargarse de algo para que nuestra salida salga bien y que cuente con lo necesario para ser llevada a cabo.Lo ideal de CdD es que mediante actividades recaudemos lo necesario para adquirir lo que necesitemos para las salidas. Se había organizado con bastante esmero, pero con algo de rapidez, una “pichanga” que sería hubiese tomado lugar un sábado por la mañana. Todo ya estaba organizado, las invitaciones hechas, y participantes inscritos; todo se cancelaría a último minuto y es que no habíamos tomado en cuenta a las fechas programadas para las olimpiadas. Las mismas se daban en las canchas que considerábamos para nuestra actividad y por eso ya debíamos dar por sentado que era imposible si quiera vender en la zoma. Con nuestra única esperanza de poder recaudar algo de dinero truncada, nos quedaba tomar una medida rápida y fue la de que las comunidades del salón trajeran un 6-pack de frugos, un pack de galletas y unas bolsas grandes de papitas. Con ello intentamos pasar por alto la mala organización que de alguna u otra forma tuvimos.Sin embargo, y lejos de todos los inconvenientes que tuvimos, pasamos una amena tarde en la Casita junto con los niños. La emoción de mis compañeros era notable al verlos jugando plácidamente con diferentes chicos de la casa y, asimismo, se notaba las ganas de colaborar de cada uno en el momento de hacer las actividades demostrando su COMPROMISO y que eran LIBRES Y RESPONSABLES. Así, igual, yo hice lo mismo y, a pesar de mis características conductas nerviosas, hice lo posible para lograr lo que nos proponíamos.Y todo salió bien a pesar de los contratiempos que tuvimos.Ahora, y como comunidad, nos queda plantearnos los objetivos para el próximos bimestre y ver, desde ya, las posibilidades que tenemos para recaudar la mayor cantidad de dinero para organizar fiestas que los niños apreciarán gratamente.
Bitácora #04 – Primera Visita al Puericultorio
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2015/04/bitacora-03-primera-visita-al.htmlEl pasado sábado 18 tuvimos nuestra primera visita al Puericultorio Perez Aranibar como parte del proyecto Ciudad de Dios y nuestra misión fue realizar una tarde de Ciencias Divertidas junto con los niños varones de 9 a 12 años.Tuve que almorzar lo más rápido posible porque desde facebook recibía mensajes que me decían que el bus que nos llevaría al Puericultorio saldría bastante temprano, al llegar me enteré que de cierta forma eso no era verdad pero igual ya estaban a punto de dejarme. Tenía una bolsa con una gaseosa y unos mentos, materiales necesarios para poder hacer el experimento de la “Explosión de Gaseosa”, que afortunadamente los traje y que fueron bastante necesarios ya que faltaban unos cuantos y mis compañeros pensaban en irse hasta el Tottus del centro financiero de San Isidro para comprar unos cuantos más, cosa que para el momento no era buena para nada ya que nos retrasaría bastante. Una vez que llegamos al lugar pasamos un tiempo bastante largo ya que el portero no recibía la indicación de abrirnos la puerta, bueno, una vez dentro nos fijamos en el ambiente, no era tan desaciado, a lo lejos vimos a un grupo de chicos que quizá en su realidad y pensamiento pensaban que los comentarios que hacían eran divertidos. Recuerdo que un chico se nos acercó y parándose detrás de nosotros hacía algunos comentarios que no eran de lo más agradables pero que se comprendía al ver la realidad de ese niño. Luego tuvimos que caminar 2 cuadras para llegar al pabellón de los niños acompañados de Fray Elías y algunos profesores más, los niños ya nos estaban esperando y para ser sincero, los chicos eran muy traviesos, tanto así que al ver las gaseosas y los mentos se tomaron la libertad de tomarlos y empezar a ingerirlos sin siquiera habernos preguntado. Al final logramos convencerlos de que no era una buena idea y afortunadamente nos hicieron caso. Durante toda la experiencia en este lugar disfrutamos de cada una de las situaciones que se nos presentaban, sabíamos la realidad de aquellos chicos, Fray Elías nos había dicho que el 30% de aquellos chicos estaban ahí por haber sido abusados sexualmente, inmediatamente lo asociamos con cada uno de los comentarios que los mismos niños habían pronunciado con su bocas y pudimos ver que en efecto todo eso era verdad. Los niños sabían mucho de lo que no debían saber y poco de lo que realmente debían tener en cuenta. Sin embargo, cada hecho de aquella Jornada nos trae una grande lección que nos inspira siempre a ayudar al prójimo y a tratarlo como te gustaría que te traten a ti. Debo aceptar que para mí no fue nada fácil y por lo cual solo pude limitarme a realizar funciones netamente de limpieza de materiales ya que no me sentía a gusto al ver la realidad de aquellos chicos y me costaba entenderlo, me dí cuenta que quizá algo no iba conmigo y que no podía realizar un simple gesto como acercarme a algún niño y saludarlo. “¿Entonces para qué haz venido?” fue una de las frases que el Fray Elías me dijo luego de tratar de incitarme a hablar con alguno de los niños y antes de indicarme hacer otro tipos de labores para “justificar” mi labor en aquella actividad. Dejando detalles atrás, fue una genial experiencia que sabemos que se repetirá el otro bimestre así que estaremos con ganas y entusiasmo esperando con la intención clara de construir cada vez más y más alto la Ciudad de Dios.
Bitácora #05 del 2016 – Estamos TRASCENDIENDO
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2016/08/bitacora-03-del-2016-nos-organizamos.htmlEl pasado viernes 26 de agosto, un grupo de compañeros de nuestro salón fue a la casa Ronald McDonald para desarrollar la fiesta de cumpleaños del mes de agosto para los niños que han cumplido años en este mes. Eran dos pequeños niños a los que estarían festejando. Según lo expresado, todo salió excelentemente bien y dejó contento a grandes y pequeños gracias a la participación de Daniel Yalta y nosotros, además de la colaboración para llenar al máximo la mesa de piqueos y aperitivos. Fue una buena experiencia basada en una buena organización.A pesar de muchos de los contratiempos que tuvimos, siempre tuvimos en cuenta lo corto que es el presente bimestre y las oportunidades que teníamos en frente y que debíamos de aprovechar. Se había programado una pichanga, similar a la que se programó el bimestre pasado, sin embargo, y para nuestra mala suerte continua en este aspecto, no se nos dio permiso para poder lograr este evento. Claramente, y luego de tantos contratiempos del mismo tipo, ya habremos perdido la credibilidad y toda moral posible al respecto. Definitivamente, ya no podíamos hacer o replantear la posibilidad de hacer una pichanga bajo el nombre de 5to “A” ya que nadie se animaría a participar del evento que se cancela interminablemente. Sin embargo, buscamos una salida rápida, una venta que pudo satisfacer mucha de las necesidades pensadas para la fiesta que se tenía en mente. Se pudo adquirir un banquete de fiesta infantil para esta vez pensado para nuestro capital disponible, símbolo del esfuerzo y del TRABAJO EN EQUIPO que se tuvo desde un comienzo en este bimestre, tanto de las colaboraciones económicas, como de productos y demás.Basados en la LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD que el trabajo de CdD nos brinda, se creó un camino a seguir para esta salida que ayudó para el buen desarrollo de la misma. Cada uno aportó algo para el trabajo logrando que este crezca ya a puertas del cierre final del mismo dentro de pocos meses. Las dinámicas elegidas, la toma de liderazgo de algunos compañeros y la buena disposición de cada quien logra buenos frutos para el desempeño de esta actividad que nos invita a ser SOLIDARIOS CON LA SOCIEDAD que nos rodea y de esta manera percibir las necesidad claras de estas personas que no disponen de amplios ingresos económicos y que se apiadan de las buenas organizaciones como la casita Ronald Mcdonald para lograr tratar a los niños, pilares de las próximas generaciones, y darles una mejor calidad de vida. Realmente nosotros no hacemos nada comparado a lo que estas personas, voluntarios de buen corazón hacen y organizan para las familias de niños enfermos y para ellos mismos, les dan un lugar en donde vivir y en donde pasar momentos de diversión, comer y atenderse. Nosotros damos nuestro granito de arena para festejar a los niños que debido a los contratiempos médicos no pueden disfrutar de una buena fiesta de cumpleaños como se debe y que todo niño necesita.
He logrado sentir la gran TRASCENDENCIA que estamos logrando con este proyecto y las vidas que estamos logrando alegrar un poco a pesar de las muchas penas que afectan a diario su vivir. Nosotros debemos sentir esto y llevarlo con nosotros siempre presente, estamos logrando la felicidad de pequeños que no han sido tan afortunados como nosotros en poseer una vida plena pero que de todas formas necesitan un poco de alegría en sus vidas.
Bitácora #06 – Segunda Visita al Puericultorio
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2015/06/bitacora-04-segunda-visita-al.htmlEl sábado 06 de Junio tuvimos nuestra segunda visita al Puericultorio Perez Aranibar siguiendo con el Proyecto de Responsabilidad Social de Ciudad de Dios, luego de haber pasado nuestra primera experiencia, se me presenta una pregunta clave:¿Cómo podríamos hacer que los chicos tengan algo que les recuerde la experiencia que tuvimos con ellos y que nos recuerden por el tiempo que no estemos con ellos?La preparación y el compromisoEn esta experiencia he sentido que hemos tenido bastante preparación, quizá un poco mayor a la anterior, bastante cooperación por parte de todos ya que hemos aplicado una de las experiencias de CdD la cual nos dice que debemos CONOCERNOS, ACEPTARNOS Y SUPERARNOS y de esta manera hemos logrado trascender logrando pensar una experiencia complemente nueva que permita a los niños observar actividades experimentales que logre que ellos mismos se lleven consigo algo de nosotros, para lo cual ha habido una gran cooperación para conseguir los diversos materiales que esto necesitaba.Experimentación y trabajoYa teníamos todo planeado, cada experimentación ya esta
diseñada de tal manera que los chicos pudiesen disfrutar de
la misma y afortunadamente no hubieron contratiempos y
pudimos realizar todo lo que nos propusimos. Pude
identificar en todos, e inclusive en mí, el pilar de CdD que
nos dice que NOS COMPROMETEMOS Y ESFORZAMOS y
eso es justamente lo que he logrado captar en todos ya que
hemos puesto mucho esfuerzo en que cada actividad salga
bien. La experimentación que tuvo un mayor grado de
significancia para mí fue la del “Sr. Cabeza de Pasto” ya que
logramos que los niños se queden con algo para el resto del
año que pueden tener junto con ellos, logramos idear algo
que ellos mismos puedan llevarse de nosotros y cuidar
como si fuera su “amigo”. Recuerdo que el niño que yo
estaba guiando estaba muy emocionado con la idea de
tener un amigo que el mismo pudiese crear y eso me
emocionó a mi también ya que aquel niño lograba ver más
allá de la simpleza de aquel objeto y usar su creatividad para crear algo mucho más grande.En general, fue una experiencia muy buena en la que hemos mejorado diversos aspectos que fallaron en la anterior experiencia teniendo siempre en mente que el éxito de estas experiencias depende de nosotros mismos y del esfuerzo que pongamos.
Bitácora #07 – Tercera Visita al Puericultorio
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2015/09/bitacora-05-tercera-visita-al.htmlEl pasado Sábado 22 de Agosto, fuimos en nuestra tercera visita al Puericultorio Perez Aranibar para cumplir con nuestra labor de Ciudad de Dios. Por diversas contrariedades que han ocurrido, nuestro programa de visitas se vió alterado y por ello, no pudimos ir a realizar alguna nueva experiencia con los niños. Sin embargo, dejando atrás los problemas, nos propusimos enseñar y mostrar la vida de San Agustín, centrándonos, especialmente en su trascendencia y llevando esta a cada uno de los niños mediante dos actividades que profundizaré más adelante.La idea durante esta tercera visita fue la de mostrar la vida de San Agustín a partir de la representación de la obra “San Agustín, El Musical” en el Puericultorio, siendo nuestros compañeros los actores que darían vida, nuevamente, a la obra teatral presentada el año pasado en el colegio. La segunda idea fue conseguir, de alguna manera ingeniosa, que los chicos se logren interesar en los distintos pasajes de la vida de nuestro Santo Patrono. Ideamos la dinámica de las peras, en manera de tratar de explicar la “Travesura de las peras” por parte de un joven AgustínEn medio de estas dos actividades, he visto mucho compromiso por parte del salón para que los niños vean y recuerden la vida de Agustín y trasciendan con su ejemplo de reflexión y cambio, además del perdón por parte de Dios, anunciando una nueva etapa de su vida. Uno de los perfiles de CdD, NOS COMPROMETEMOS Y ESFORZAMOS se vió cumplido en su mayoría por todos los miembros de la comunidad, desde los que estaban manejando los temas de la actuación, los actores, los cuida-niños, y los que armamos la dinámica de las peras.Finalmente, esta experiencia fue bastante positiva ya que siento que logramos que los niños se lleven consigo la trascendencia de Agustín al lograr convertirse en un santo por sus acciones, y lograr cambiar su vida completamente.
Bitácora #08 – Retiro
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2015/09/bitacora-06-retiro.htmlEste Viernes 4, Sábado 5 y Domingo 6 tuvimos una experiencia única en dónde conocimos más de cerca nuestro compromiso con Dios. Fue el último retiro que tendremos antes de la ceremonia de confirmación, que ya se va acercando cada vez más. En general, varios momentos llenos de emociones, reflexión, apoyo grupal, ayuda mutua y oración.El retiro ha sido una experiencia bastante reconfortante. En mi opinión, considero que fue una experiencia importante para todos mis compañeros y yo, ya que resume su importancia en las actividades y charlas que tuvimos durante todo el retiro. Cada momento de oración en las madrugadas fue transcendental para lograr el objetivo final que buscaba esta actividad religiosa. Estas noches de oración, finalmente, nos sirvieron para lograr encontrar el sentido fundamental de lo que la confirma realmente significaría como sacramento de introducción a la religión católica como tal, aceptando a Jesucristo en nuestras vidas de aquí para siempre. La experiencia, en general, me ha servido para pensar mejor sobre las decisiones que tengo sobre mi vida, para focalizar los objetivos y metas diarias, organizarme mejor en mi día a día y lograr tener en mente, las costumbres cristianas como: escuchar música cristiana o rezar cada noche.Ha sido una experiencia muy importante para todos que ha invitado a la reflexión y cambio en las vidas de todos lo que estuvimos presentes en esos 3 días.
Última bitácora de CdD
ciudaddediosefl.blogspot.pe /2016/11/ultima-bitacora-de-cdd.htmlMi experiencia a lo largo de todo lo que fue el proyecto de Ciudad De Dios ha sido bastante reconfortante y genial. He aprendido una serie de valores agustinos que he podido aplicar en mi vida en aspectos generales. CdD tomó una gran importancia en todos los salones en los que estuve ya que hubo un fuerte compromiso por parte de todos mis compañeros que conjuntamente se sostenías para llevar el proyecto a cabo y lograr el objetivo formando TRASCENDENCIA.Recuerdo que el año pasado, cuando mi salón dirigido por Ibramn Mendocilla se levantaba temprano los sábados para ir al puericulturio Perez Araníbar con la intención de pasar momentos de calidad y reflexión junto con niños cuyos padres habían dejado ahí por alguna razón o que por algún motivo o circunstancia desafortunado habían acabo internados en ese lugar. Mi salón mostró un compromiso demasiado poderoso guiándose en los valores cristianos y agustinos que el proyecto nos mostraba.Durante este año y bajo el liderazgo del profesor Ángel Chiri nos encargamos de los chicos hospedados en la casa Ronald McDonald que tienen necesidad especiales y necesitan estar cerca del hospital en el que son atendidos. Nuestra tarea era ayudarlos y festejarles los cumpleaños, tarea difícil que teníamos que cumplir al obtener presupuesto mediante actividades de recaudación de fondos. Fue una tarea ardua en la que todo el salón se comprometió al demostrar su verdadero TRABAJO AGUSTINO EN COMUNIDAD y la VERDADERA BÚSQUEDA DE LA VERDAD mediando los valores empleados durante el proyecto.Finalmente, agradezco al colegio y a los proyectos brindados que lograron transpasarnos los valores agustinos directamente mediante la práctica de los proyectos dados. Ha sido una experiencia fructífera y gratificante ya que me ayudó a crecer espiritualmente con nuevos y mejores valores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *